Crónicas de un ingeniero industrial 2016-03-08 16:09:00

Estado socioeconómico de una situación problemática
Sergio Enrique Barajas Díaz
Luis Uriel Orozco Mexia
José Alejandro González Saldaña



Mucho puede hablarse sobre el ambulantaje y los problemas de información que existen dentro de este. Una vez más, todo depende de la perspectiva desde la que se le analice. Uno de los que llama profundamente la atención, es el problema de información vista desde la perspectiva de la sociedad.
Uno de los principales problemas que encontramos en esta perspectiva es la visión que se tiene del ambulantaje y la forma en cómo éste se vive. Profundizo: el ambulantaje puede verse como aquella actividad relacionada con la venta informal como método de subsistencia o como un estilo de vida que se basa en alejarse del sedentarismo, subsistiendo con casi nulos recursos económicos, haciendo uso del trueque para satisfacer las necesidades básicas. Todos hemos presenciado ambos casos, pues aunque probablemente pocos estén relacionados  con el estilo de vida poco sedentario, muchos sí hemos sido partícipes alguna vez del trueque, por más sencillo que este haya sido. Al final, si lo pensamos bien, ambos puntos están plenamente ligados entre sí.
Para abordar el problema, primero me gustaría empezar por desarrollar el segundo punto, el cual está basado en el trueque. El problema de información que podemos encontrar aquí está ligado al cómo, dónde y con quién. Heidemarie Schwermer, socióloga alemana, intentó llevar a cabo un experimento relacionado a lo que ella cataloga como el "da y toma". "Nada se pagaba con dinero, como es habitual, sino que las respectivas deudas se saldaban con los correspondientes haberes fruto de las aportaciones propias" (Schwermer & Giner Larroca, 2002, p. 55). Esta idea del "da y toma" crea una red de personas dispuestas a brindar un servicio a cambio de otro, basado por supuesto en ciertas reglas relacionadas con el tiempo que lleva realizar cada actividad. En pocas palabras, la acumulación de tiempo dispuesto para brindar un servicio es intercambiable por el tiempo que otras personas ponen a tu disposición. Un modelo bastante llamativo, sobre todo para los momentos de crisis económica o para aquellos amantes del trueque.
Sin embargo, el "da y toma" no es infalible. El problema es la disparidad en la forma en cómo podía ser brindado un mismo servicio por el electricista 1 y el electricista 2. "...se insistió en que sólo se ofrecieran servicios que realmente se pudieran prestar. Pero, ¿dónde empieza el rendimiento? ¿Cómo de rápido a de ser? ¿Dónde quedan en este contexto los discapacitados que tienen un ritmo totalmente distinto?" (Schwermer & Giner Larroca, 2002, p. 74). En el texto se menciona cómo se intentó solucionar este problema: convivencias, reglas, nuevas especificaciones, etcétera. Al final, el sistema del trueque terminaba por ser un método en el que gran parte de la sociedad prefería no ser partícipe.
Esto es precisamente lo que nos conduce al primer punto, el problema de información que engloba todo aquello que la sociedad teme del ambulantaje y lo que este representa, ya sea el trueque o la venta informal, un problema que tiene que ver principalmente con la desconfianza. Cuando una persona adquiere un servicio o un artículo por medio de la venta informal, existe cierto riesgo. ¿Qué pasaría si el artículo o servicio es deficiente? ¿A quién puedo acudir? ¿Cómo reprocharle un mal servicio a alguien a quien probablemente no vuelva a ver en mi vida? Estas son tan solo algunas de las incógnitas que pueden darnos un panorama de la desconfianza que existe dentro de la sociedad cuando se habla de tratar con el ambulantaje de la venta informal: un problema de información latente.
A pesar de todo lo mencionado, los niveles de informalidad en México nos dicen que esto no parece ser un problema para aquellos que se dedican al ambulantaje. "De acuerdo con cifras de INEGI, alrededor del 60% de la población trabajadora mexicana se encuentra en la informalidad, por encima del promedio latinoamericano" (Robles Ortiz, 2015, p. 140). ¿Qué es lo que han hecho estas personas para mitigar este problema? Muy sencillo, se ha alimentado y se ha procurado proteger la confianza de la sociedad. Los vendedores ambulantes y los vendedores informales saben que la gente acude a ellos por necesidad. Ellos brindan un servicio inmediato e incluso hasta más barato; en este contexto, el tema de la calidad termina por pasar a segundo término.
Podríamos decir que la visión que la sociedad tiene sobre el ambulantaje y la venta informal se encuentra dividida. Los dueños de tiendas acusan a los informales de competencia desleal; con frecuencia se los trata como delincuentes y a menudo se los considera un obstáculo para el desarrollo de las ciudades" (Oficina Internacional del trabajo, 2015, p. 3). En algunos de los países con mayores índices de ambulantaje se ha optado por reglamentar la venta informal en la vía pública. Sin embargo, es imposible acabar con ella, más aún cuando más de la mitad de tu población está acostumbrada a llevarla a cabo y a vivir de ella.
Por otro lado, existen muchas personas que no ven un lado oscuro en la venta informal, sino al contrario. Como ya se mencionó, una gran parte de la sociedad se ha visto beneficiada de esta. "...la calidad en el servicio de las instituciones de seguridad social como IMSS e ISSSTE, influye en un 38% en la decisión de los trabajadores de laborar en la informalidad" (Robles Ortiz, 2015, p. 139), esto nos dice que el ambulantaje como venta informal tiene una razón de ser, relacionada primordialmente con la subsistencia. Cuando se habla de un país con altos índices de pobreza, es normal que la venta informal sea vista con buenos ojos por la gran mayoría de su población. El ambulantaje termina por tratarse como un tema cultural una vez que se le ve de esta manera.
Como podemos ver, el problema de información del ambulantaje es más profundo de lo que uno puede imaginarse a simple vista. "En caso de no desarrollar una política social incluyente y orientada en las necesidades de los individuos se estará cumpliendo lo comentado por Hirschman: “la gente se va a otro lado con sus asuntos”" (Robles Ortiz, 2015, p. 157). México debe trabajar en el mejoramiento de sus servicios de seguridad social, propiciar cambios en la percepción que su población tiene sobre estos. Sólo así podrá alcanzarse no sólo una disminución en el ambulantaje, sino también un incremento en el nivel y calidad de vida de la población. Un problema lleva a otro, y a su vez, este nos conduce a otro nuevo, el tema del ambulantaje va más allá de la denominada "competencia desleal".

“La economía informal es un proceso y no un objeto. No es resultante de las características intrínsecas de las actividades de que se trata, sino de la función social y del alcance de la intervención pública. Entonces la economía informal debe verse como el conjunto de actividades económicas lícitas (no delictivas) que escapan a las regulaciones gubernamentales y establecen en el centro del análisis una reflexión renovada sobre el lugar del Estado como actor económico y político de un sistema determinado.” (González & Torres, 2008)

Estar dentro de la economía informal no es estar fuera de la ley, hay prácticas como el ambulantaje que han ayudado a la expansión de las empresa pero es  necesario mantenerlo regulado, esto para evitar que exceda lo legal (González & Torres, 2008).
El ambulantaje debe de servir como una medida que combata la pobreza, el desempleo, pero también es necesario ir formalizando ese sector, de esta manera habrá un crecimiento económico para todos.  (González & Torres, 2008)  Pensando que el crecimiento de la población y el crecimiento del precio del dólar, y el abaratamiento del petróleo México tiene que encontrar para futuro nuevos comercios internos y externos, si el gobierno apoya un cambio al sector informal con el tiempo este se convierta en formal y en empresas que generen empleos, que page impuestos y ganancias.
Tipos de Ambulantaje:
  • Mercados sobre ruedas y Tianguis: tiene consecuencias sobre la movilidad de la zona donde esté localizada, se instala en la calle cerrando el paso automovilístico, alrededor entorpece la movilidad por autos estacionados de los comerciantes y los compradores.
  • Puestos fijos y semifijos: se colocan en lugares cercanos a gran números de personas, y los artículos en  venta son muy variables, generalmente son aceptados los de venta de flores, periódicos-revistas.
  • Ambulante de casa en casa: No es muy común este tipo de vendedores en la actualidad. (Los tipos de Ambulantaje tomados: González & Torres, 2008)

Este tipo de comercio corre el riesgo ser víctima de mafias, pagar cuotas bajo amenazas, también los compradores corren el peligro de comprar un producto de mala calidad o producto ilegal (robado), a ser desalojados del lugar donde están instalados por el gobierno, a perder su mercancía o malas  prácticas económicas.
“Las causas del ambulante son muy complejas, intervienen la precariedad laboral, la pérdida de adquisición de salarios, la mala calidad de los empleos que generan, la complejidad de trámites y corrupción (…) Está asociada con un menor crecimiento del Pib, con baja productividad y específicamente con la debilidad del Estado para hacer cumplir las leyes.” (Treviño & Rea, 2010)
|Aunque en perspectiva del consumidor, puede comprar productos de igual o mejor calidad por un precio igual o más bajo en algunos productos, como fruta y verdura, pueden comprar productos directamente de fábrica y no de una comercializadora.

En conclusión el ambulantaje representa una situación problemática del contexto actual de nuestra nación, pero hay que hacer hincapié en el hecho de que es una situación, no un problema, porque sus consecuencias tienden a ser más beneficiosas que perjudiciales para la población mexicana, ya que, como se mencionó anteriormente, alrededor de 60% se encuentra en éste ámbito. Lo que se pretendió con este ensayo fue dejar en evidencia la realidad socioeconómica en la que nos encontramos, y que nos enfrentamos a una situación más profunda de lo que aparenta.  


















Bibliografía

El entorno normativo de la economía informal. Oficina Internacional del Trabajo: Ginebra. Extraído el 26 de noviembre del 2015 de http://www.ilo.org/wcmsp5/groups/public/---ed_emp/---emp_policy/documents/publication/wcms_229846.pdf

González, M., & Torres, J. M. (2008). La República informal: ambulantaje en la Ciudad de México. México: Miguel Ángel Porrúa.

Robles Ortiz, D. (2015). Escape y exclusión: algunos determinantes de la informalidad en México. Escape and exclusion: Some of the determinants of the informal sector in Mexico., 30(73), 139–161.

Schwermer, H., & Giner Larroca, I. (2002). Mi vida sin dinero: una experiencia basada en el trueque. Barcelona, España: Gedisa.

Treviño, N. J., & Rea, S. C. (2010). Economía informal: el caso del ambulantaje ¿Existes? México.

Publicado en Sin categoría

Crónicas de un ingeniero industrial 2016-03-08 16:09:00

Estado socioeconómico de una situación problemática
Sergio Enrique Barajas Díaz
Luis Uriel Orozco Mexia
José Alejandro González Saldaña



Mucho puede hablarse sobre el ambulantaje y los problemas de información que existen dentro de este. Una vez más, todo depende de la perspectiva desde la que se le analice. Uno de los que llama profundamente la atención, es el problema de información vista desde la perspectiva de la sociedad.
Uno de los principales problemas que encontramos en esta perspectiva es la visión que se tiene del ambulantaje y la forma en cómo éste se vive. Profundizo: el ambulantaje puede verse como aquella actividad relacionada con la venta informal como método de subsistencia o como un estilo de vida que se basa en alejarse del sedentarismo, subsistiendo con casi nulos recursos económicos, haciendo uso del trueque para satisfacer las necesidades básicas. Todos hemos presenciado ambos casos, pues aunque probablemente pocos estén relacionados  con el estilo de vida poco sedentario, muchos sí hemos sido partícipes alguna vez del trueque, por más sencillo que este haya sido. Al final, si lo pensamos bien, ambos puntos están plenamente ligados entre sí.
Para abordar el problema, primero me gustaría empezar por desarrollar el segundo punto, el cual está basado en el trueque. El problema de información que podemos encontrar aquí está ligado al cómo, dónde y con quién. Heidemarie Schwermer, socióloga alemana, intentó llevar a cabo un experimento relacionado a lo que ella cataloga como el "da y toma". "Nada se pagaba con dinero, como es habitual, sino que las respectivas deudas se saldaban con los correspondientes haberes fruto de las aportaciones propias" (Schwermer & Giner Larroca, 2002, p. 55). Esta idea del "da y toma" crea una red de personas dispuestas a brindar un servicio a cambio de otro, basado por supuesto en ciertas reglas relacionadas con el tiempo que lleva realizar cada actividad. En pocas palabras, la acumulación de tiempo dispuesto para brindar un servicio es intercambiable por el tiempo que otras personas ponen a tu disposición. Un modelo bastante llamativo, sobre todo para los momentos de crisis económica o para aquellos amantes del trueque.
Sin embargo, el "da y toma" no es infalible. El problema es la disparidad en la forma en cómo podía ser brindado un mismo servicio por el electricista 1 y el electricista 2. "...se insistió en que sólo se ofrecieran servicios que realmente se pudieran prestar. Pero, ¿dónde empieza el rendimiento? ¿Cómo de rápido a de ser? ¿Dónde quedan en este contexto los discapacitados que tienen un ritmo totalmente distinto?" (Schwermer & Giner Larroca, 2002, p. 74). En el texto se menciona cómo se intentó solucionar este problema: convivencias, reglas, nuevas especificaciones, etcétera. Al final, el sistema del trueque terminaba por ser un método en el que gran parte de la sociedad prefería no ser partícipe.
Esto es precisamente lo que nos conduce al primer punto, el problema de información que engloba todo aquello que la sociedad teme del ambulantaje y lo que este representa, ya sea el trueque o la venta informal, un problema que tiene que ver principalmente con la desconfianza. Cuando una persona adquiere un servicio o un artículo por medio de la venta informal, existe cierto riesgo. ¿Qué pasaría si el artículo o servicio es deficiente? ¿A quién puedo acudir? ¿Cómo reprocharle un mal servicio a alguien a quien probablemente no vuelva a ver en mi vida? Estas son tan solo algunas de las incógnitas que pueden darnos un panorama de la desconfianza que existe dentro de la sociedad cuando se habla de tratar con el ambulantaje de la venta informal: un problema de información latente.
A pesar de todo lo mencionado, los niveles de informalidad en México nos dicen que esto no parece ser un problema para aquellos que se dedican al ambulantaje. "De acuerdo con cifras de INEGI, alrededor del 60% de la población trabajadora mexicana se encuentra en la informalidad, por encima del promedio latinoamericano" (Robles Ortiz, 2015, p. 140). ¿Qué es lo que han hecho estas personas para mitigar este problema? Muy sencillo, se ha alimentado y se ha procurado proteger la confianza de la sociedad. Los vendedores ambulantes y los vendedores informales saben que la gente acude a ellos por necesidad. Ellos brindan un servicio inmediato e incluso hasta más barato; en este contexto, el tema de la calidad termina por pasar a segundo término.
Podríamos decir que la visión que la sociedad tiene sobre el ambulantaje y la venta informal se encuentra dividida. Los dueños de tiendas acusan a los informales de competencia desleal; con frecuencia se los trata como delincuentes y a menudo se los considera un obstáculo para el desarrollo de las ciudades" (Oficina Internacional del trabajo, 2015, p. 3). En algunos de los países con mayores índices de ambulantaje se ha optado por reglamentar la venta informal en la vía pública. Sin embargo, es imposible acabar con ella, más aún cuando más de la mitad de tu población está acostumbrada a llevarla a cabo y a vivir de ella.
Por otro lado, existen muchas personas que no ven un lado oscuro en la venta informal, sino al contrario. Como ya se mencionó, una gran parte de la sociedad se ha visto beneficiada de esta. "...la calidad en el servicio de las instituciones de seguridad social como IMSS e ISSSTE, influye en un 38% en la decisión de los trabajadores de laborar en la informalidad" (Robles Ortiz, 2015, p. 139), esto nos dice que el ambulantaje como venta informal tiene una razón de ser, relacionada primordialmente con la subsistencia. Cuando se habla de un país con altos índices de pobreza, es normal que la venta informal sea vista con buenos ojos por la gran mayoría de su población. El ambulantaje termina por tratarse como un tema cultural una vez que se le ve de esta manera.
Como podemos ver, el problema de información del ambulantaje es más profundo de lo que uno puede imaginarse a simple vista. "En caso de no desarrollar una política social incluyente y orientada en las necesidades de los individuos se estará cumpliendo lo comentado por Hirschman: “la gente se va a otro lado con sus asuntos”" (Robles Ortiz, 2015, p. 157). México debe trabajar en el mejoramiento de sus servicios de seguridad social, propiciar cambios en la percepción que su población tiene sobre estos. Sólo así podrá alcanzarse no sólo una disminución en el ambulantaje, sino también un incremento en el nivel y calidad de vida de la población. Un problema lleva a otro, y a su vez, este nos conduce a otro nuevo, el tema del ambulantaje va más allá de la denominada "competencia desleal".

“La economía informal es un proceso y no un objeto. No es resultante de las características intrínsecas de las actividades de que se trata, sino de la función social y del alcance de la intervención pública. Entonces la economía informal debe verse como el conjunto de actividades económicas lícitas (no delictivas) que escapan a las regulaciones gubernamentales y establecen en el centro del análisis una reflexión renovada sobre el lugar del Estado como actor económico y político de un sistema determinado.” (González & Torres, 2008)

Estar dentro de la economía informal no es estar fuera de la ley, hay prácticas como el ambulantaje que han ayudado a la expansión de las empresa pero es  necesario mantenerlo regulado, esto para evitar que exceda lo legal (González & Torres, 2008).
El ambulantaje debe de servir como una medida que combata la pobreza, el desempleo, pero también es necesario ir formalizando ese sector, de esta manera habrá un crecimiento económico para todos.  (González & Torres, 2008)  Pensando que el crecimiento de la población y el crecimiento del precio del dólar, y el abaratamiento del petróleo México tiene que encontrar para futuro nuevos comercios internos y externos, si el gobierno apoya un cambio al sector informal con el tiempo este se convierta en formal y en empresas que generen empleos, que page impuestos y ganancias.
Tipos de Ambulantaje:
  • Mercados sobre ruedas y Tianguis: tiene consecuencias sobre la movilidad de la zona donde esté localizada, se instala en la calle cerrando el paso automovilístico, alrededor entorpece la movilidad por autos estacionados de los comerciantes y los compradores.
  • Puestos fijos y semifijos: se colocan en lugares cercanos a gran números de personas, y los artículos en  venta son muy variables, generalmente son aceptados los de venta de flores, periódicos-revistas.
  • Ambulante de casa en casa: No es muy común este tipo de vendedores en la actualidad. (Los tipos de Ambulantaje tomados: González & Torres, 2008)

Este tipo de comercio corre el riesgo ser víctima de mafias, pagar cuotas bajo amenazas, también los compradores corren el peligro de comprar un producto de mala calidad o producto ilegal (robado), a ser desalojados del lugar donde están instalados por el gobierno, a perder su mercancía o malas  prácticas económicas.
“Las causas del ambulante son muy complejas, intervienen la precariedad laboral, la pérdida de adquisición de salarios, la mala calidad de los empleos que generan, la complejidad de trámites y corrupción (…) Está asociada con un menor crecimiento del Pib, con baja productividad y específicamente con la debilidad del Estado para hacer cumplir las leyes.” (Treviño & Rea, 2010)
|Aunque en perspectiva del consumidor, puede comprar productos de igual o mejor calidad por un precio igual o más bajo en algunos productos, como fruta y verdura, pueden comprar productos directamente de fábrica y no de una comercializadora.

En conclusión el ambulantaje representa una situación problemática del contexto actual de nuestra nación, pero hay que hacer hincapié en el hecho de que es una situación, no un problema, porque sus consecuencias tienden a ser más beneficiosas que perjudiciales para la población mexicana, ya que, como se mencionó anteriormente, alrededor de 60% se encuentra en éste ámbito. Lo que se pretendió con este ensayo fue dejar en evidencia la realidad socioeconómica en la que nos encontramos, y que nos enfrentamos a una situación más profunda de lo que aparenta.  


















Bibliografía

El entorno normativo de la economía informal. Oficina Internacional del Trabajo: Ginebra. Extraído el 26 de noviembre del 2015 de http://www.ilo.org/wcmsp5/groups/public/---ed_emp/---emp_policy/documents/publication/wcms_229846.pdf

González, M., & Torres, J. M. (2008). La República informal: ambulantaje en la Ciudad de México. México: Miguel Ángel Porrúa.

Robles Ortiz, D. (2015). Escape y exclusión: algunos determinantes de la informalidad en México. Escape and exclusion: Some of the determinants of the informal sector in Mexico., 30(73), 139–161.

Schwermer, H., & Giner Larroca, I. (2002). Mi vida sin dinero: una experiencia basada en el trueque. Barcelona, España: Gedisa.

Treviño, N. J., & Rea, S. C. (2010). Economía informal: el caso del ambulantaje ¿Existes? México.

Publicado en Sin categoría

Ideas vs Creencias



Me gustaría analizar este tema bajo el concepto de net working, o simplemente en red, ya que esa es la manera en cómo se desarrollan nuestras ideas, están entrelazadas entre si creando un complejo campo de pensamiento. Sin embargo, en el centro de esta telaraña se encuentras nuestras creencias, y es aquí donde se pone buena la cosa.

                Una idea nace del individuo, pero es creada a partir del filtro de sus creencias, la cuales son arraigadas a través de la tradición social. Entonces, la idea es del pueblo o de la persona, es un círculo vicioso. 

Por lo que el conocimiento llega a ser problemático por su misma ontología, en otras palabras, es verdadero o falso, es ahí donde nacen todos los problemas relacionados con el conocimiento.

Ideas vs Creencias



Me gustaría analizar este tema bajo el concepto de net working, o simplemente en red, ya que esa es la manera en cómo se desarrollan nuestras ideas, están entrelazadas entre si creando un complejo campo de pensamiento. Sin embargo, en el centro de esta telaraña se encuentras nuestras creencias, y es aquí donde se pone buena la cosa.

                Una idea nace del individuo, pero es creada a partir del filtro de sus creencias, la cuales son arraigadas a través de la tradición social. Entonces, la idea es del pueblo o de la persona, es un círculo vicioso. 

Por lo que el conocimiento llega a ser problemático por su misma ontología, en otras palabras, es verdadero o falso, es ahí donde nacen todos los problemas relacionados con el conocimiento.

3 breves lecturas resumidas en una aún más breve lectura.

Para contextualizar un poco el contenido de esta entrada les recomiendo consultar los mapas mentales de dos compañeras, Sofia y Dani, que a mi parecer realizaron un excelente trabajo simplificando el tema presentado por Villoro.

 En la lectura de "el conocimiento encantado" presenta varias posturas epistemológicas que no me había planteado antes, la que me pareció más interesante fue la del encantamiento, porque es una que llevaba realizando desde que tengo memoria pero no había hecho conciencia de ésta. Sin embargo voy a agregar a la ecuación la epistemología de distancia, haciendo relación con la carta del Jefe Seattle, ya que aquí se enfrentan las dos posturas, puesto que la comunidad india que convierte a todo su ambiente en una prosopopeya, y por el otro lado a los norteamericanos que se distancian totalmente de los objetos que analizan y utilizan, racionalizando su proceso de expropiación.

Quien esta bien o mal es una cuestión de intereses. Bueno, más bien una cuestión hedonista, beneficio inmediato contra bien a largo plazo. Sin embargo la fecha de corte se esta acercando (quedan tres minutos antes de media noche) así que quizás el Jefe Seattle tenía un punto.

3 breves lecturas resumidas en una aún más breve lectura.

Para contextualizar un poco el contenido de esta entrada les recomiendo consultar los mapas mentales de dos compañeras, Sofia y Dani, que a mi parecer realizaron un excelente trabajo simplificando el tema presentado por Villoro.

 En la lectura de "el conocimiento encantado" presenta varias posturas epistemológicas que no me había planteado antes, la que me pareció más interesante fue la del encantamiento, porque es una que llevaba realizando desde que tengo memoria pero no había hecho conciencia de ésta. Sin embargo voy a agregar a la ecuación la epistemología de distancia, haciendo relación con la carta del Jefe Seattle, ya que aquí se enfrentan las dos posturas, puesto que la comunidad india que convierte a todo su ambiente en una prosopopeya, y por el otro lado a los norteamericanos que se distancian totalmente de los objetos que analizan y utilizan, racionalizando su proceso de expropiación.

Quien esta bien o mal es una cuestión de intereses. Bueno, más bien una cuestión hedonista, beneficio inmediato contra bien a largo plazo. Sin embargo la fecha de corte se esta acercando (quedan tres minutos antes de media noche) así que quizás el Jefe Seattle tenía un punto.

Hobby Cultural

Uno de mis hobbies preferidos es practicar boxeo, me gusta porque amo el deporte, sobre todo si es de competencia, incluso me gusta más aún si requiere de mucha preparación para realizarlo —y cuando la motivación es evitar que te peguen el cuerpo hace cosas maravillosas—. Me gusta porque me levanta el ánimo, me desestresa y me da energía. Lo considero una práctica cultural porque desde siempre la violencia ha sido una propiedad intrínseca de la humanidad, evolucionando cada vez más hasta llegar a la civilizada sociedad actual, donde no es más que un deporte, pero yo lo considero también una válvula de escape de nuestro yo primitivo. 

Hobby Cultural

Uno de mis hobbies preferidos es practicar boxeo, me gusta porque amo el deporte, sobre todo si es de competencia, incluso me gusta más aún si requiere de mucha preparación para realizarlo —y cuando la motivación es evitar que te peguen el cuerpo hace cosas maravillosas—. Me gusta porque me levanta el ánimo, me desestresa y me da energía. Lo considero una práctica cultural porque desde siempre la violencia ha sido una propiedad intrínseca de la humanidad, evolucionando cada vez más hasta llegar a la civilizada sociedad actual, donde no es más que un deporte, pero yo lo considero también una válvula de escape de nuestro yo primitivo. 

Conocimiento y desinformación



Empecemos con la lectura de Galeano, para ser honesto me gustó, —hago hincapié en lo de ser honesto porque no quiero sonar lamebotas— porque tiene una manera muy peculiar de redacción donde aparenta escupir tantas ideas como pueda de una manera atractiva para el lector jugando con los vocablos de la lengua —a mi parecer es como un rap— pero mantiene una cohesión con lo que quiere decir, quiere implantar una idea, para ello intenta introducirla desde mil y un ángulos distintos para ganar la guerra con cantidad, es como una escopeta, poca precisión, mucha fuerza.

               Habla de la verdad cruda y sin diluir, golpea el orgullo del lector que juraba que las cosas estaban bien y que no hacía nada por combatir el mal porque le parecía imposible incidir de forma significativa. La lectura no causará que nos levantemos de nuestras computadoras e iniciemos la revolución, ni compartamos las ideas, ni siquiera propiciar el cambio, pero la idea ya fue plantada, incluso en un par de cabezas huecas, entonces es cuestión de esperar a que por lo menos una flor florezca.

               Hablando de flores retomemos el contenido del video, el cual en pocas palabras cumple su objetivo que es meramente informar, —epistemología, conocimiento, bla, bla— entonces la dificultad radica en relacionarlo con la lectura, lo cual se puede resumir en pocas palabras, las cuales voy a robar de un ensayo de mi novia: “(…) hemos modificado a nuestro beneficio la comunicación”. Porque cabe destacar que la comunicación es la fuente principal de conocimiento, o por lo menos la más desarrollada y que por tanto tiene mayor influencia sobre nosotros. 

La manipulación mediática está directamente relacionada con nuestra percepción del mundo, así que, ¿cómo conocemos? Pues mediante estímulos externos, que en su mayoría son los medios masivos (tv, radio, internet) y cómo es que recibimos esa información, pues masticada, dosificada, diluida y escogida específicamente para nuestro ignorante consumo.

Conocimiento y desinformación



Empecemos con la lectura de Galeano, para ser honesto me gustó, —hago hincapié en lo de ser honesto porque no quiero sonar lamebotas— porque tiene una manera muy peculiar de redacción donde aparenta escupir tantas ideas como pueda de una manera atractiva para el lector jugando con los vocablos de la lengua —a mi parecer es como un rap— pero mantiene una cohesión con lo que quiere decir, quiere implantar una idea, para ello intenta introducirla desde mil y un ángulos distintos para ganar la guerra con cantidad, es como una escopeta, poca precisión, mucha fuerza.

               Habla de la verdad cruda y sin diluir, golpea el orgullo del lector que juraba que las cosas estaban bien y que no hacía nada por combatir el mal porque le parecía imposible incidir de forma significativa. La lectura no causará que nos levantemos de nuestras computadoras e iniciemos la revolución, ni compartamos las ideas, ni siquiera propiciar el cambio, pero la idea ya fue plantada, incluso en un par de cabezas huecas, entonces es cuestión de esperar a que por lo menos una flor florezca.

               Hablando de flores retomemos el contenido del video, el cual en pocas palabras cumple su objetivo que es meramente informar, —epistemología, conocimiento, bla, bla— entonces la dificultad radica en relacionarlo con la lectura, lo cual se puede resumir en pocas palabras, las cuales voy a robar de un ensayo de mi novia: “(…) hemos modificado a nuestro beneficio la comunicación”. Porque cabe destacar que la comunicación es la fuente principal de conocimiento, o por lo menos la más desarrollada y que por tanto tiene mayor influencia sobre nosotros. 

La manipulación mediática está directamente relacionada con nuestra percepción del mundo, así que, ¿cómo conocemos? Pues mediante estímulos externos, que en su mayoría son los medios masivos (tv, radio, internet) y cómo es que recibimos esa información, pues masticada, dosificada, diluida y escogida específicamente para nuestro ignorante consumo.