Realidad Ociosa



Al parecer, cómo conocemos se volverá la pregunta base de los temas de este curso, lo cual me parece interesante porque en lo particular tengo la costumbre de preocuparme únicamente por absorber la información y no detenerme a pensar cómo es que llegué a procesarla. Sé que esto no me hace especial, porque al parecer es ésta la manera en como la mayoría procede al aprender algo, es esta forma de pensar lo que nos lleva a centrarnos en qué es lo que aprendemos y no en el cómo lo hacemos. 

          En el video mencionan a Kant, lo cual me parece muy interesante porque el divide la realidad en dos categorías, los noúmenos y los fenómenos, los primeros son las cosas tan cual son, su versión pura —la realidad real—, pero esto no nos importan porque son un ejercicio ocioso, no podemos percibir las cosas tal cual son porque nuestros sentidos son limitados, nuestra juicio subjetivo o simplemente no prestamos la debida atención. Son los fenómenos los que deben abarcar nuestra atención, ya que son estos los resultados tangibles de nuestra percepción, son el objeto que no cambia a pesar de ser visto por otro sujeto. 

Así que, siendo la objetividad una ideología paradójica, se vuelve la herramienta esencial en el proceder del día a día, porque nos da la estructura para procesar la información que obtenemos en nuestra búsqueda de conocimiento. Amén.
         

Realidad Ociosa



Al parecer, cómo conocemos se volverá la pregunta base de los temas de este curso, lo cual me parece interesante porque en lo particular tengo la costumbre de preocuparme únicamente por absorber la información y no detenerme a pensar cómo es que llegué a procesarla. Sé que esto no me hace especial, porque al parecer es ésta la manera en como la mayoría procede al aprender algo, es esta forma de pensar lo que nos lleva a centrarnos en qué es lo que aprendemos y no en el cómo lo hacemos. 

          En el video mencionan a Kant, lo cual me parece muy interesante porque el divide la realidad en dos categorías, los noúmenos y los fenómenos, los primeros son las cosas tan cual son, su versión pura —la realidad real—, pero esto no nos importan porque son un ejercicio ocioso, no podemos percibir las cosas tal cual son porque nuestros sentidos son limitados, nuestra juicio subjetivo o simplemente no prestamos la debida atención. Son los fenómenos los que deben abarcar nuestra atención, ya que son estos los resultados tangibles de nuestra percepción, son el objeto que no cambia a pesar de ser visto por otro sujeto. 

Así que, siendo la objetividad una ideología paradójica, se vuelve la herramienta esencial en el proceder del día a día, porque nos da la estructura para procesar la información que obtenemos en nuestra búsqueda de conocimiento. Amén.